Seguro de Coche

Tipos de seguros para coches

Tener un buen seguro de coche puede ahorrarte mucho tiempo, dinero y quebraderos de cabeza. Hay más opciones de las que puedas imaginar y es importante tenerlas todas en cuenta para conseguir un seguro de coche a tu medida. Busca, compara y analiza para pagar únicamente por aquello que necesitas.

¿No sabes qué aseguradora es mejor? ¿Te cuesta comprender las diferencias entre unas pólizas y otras? ¿No logras comprender las diferencias entre coberturas? Entra y descubre de forma fácil y sencilla cuál es el seguro de coche que mejor se adapta a tus necesidades, ¡empieza a disfrutar de tu coche!

  • Seguros baratos de coche
  • Seguros baratos de coche
  • Seguros baratos de coche

El mercado de los seguros para coches está lleno de distintos tipos de pólizas que ofrecen una gran variedad de coberturas. Van desde las más básicas, que casi solo cubren los daños provocados a terceros en un accidente, hasta las que pueden ayudar y asesorar al conductor en circunstancias como la retirada del carné.

La póliza de un seguro determina las coberturas que tendrán nuestro vehículo y el conductor incluido en ella en el caso de sufrir un accidente. Dicho documento contempla los derechos que se tienen por contratar un seguro u otro, las indemnizaciones a las que se tiene derecho en el caso que sea necesario y especifica la información del coche y las personas aseguradas.

Hablando de forma genérica encontramos cuatro seguros diferentes:

  • Seguro a Terceros: es el seguro de coche más barato, y por tanto más básico, y está destinado a cubrir los daños ocasionados a otro conductor en un accidente, siempre y cuando el conductor del coche asegurado sea el culpable de dicho accidente. Lo cubre el seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio, seguro que es obligatorio en todas las pólizas, y, en ocasiones, puede ser completado con el seguro de Responsabilidad Civil Voluntaria, con la posible defensa jurídica del asegurado, en el caso de ser necesario, y un seguro del conductor para los daños que puedan sufrir como conductores.

  • Seguro a Terceros Ampliado: tiene todas las coberturas del seguro a terceros además de cubrir los daños ocasionados en las lunas del vehículo, el posible robo y los daños producidos en el coche por un incendio.

  • Seguro a Todo Riesgo: este seguro tiene todas las coberturas de los dos anteriores pero también incluye los “daños propios”, que son los daños ocasionados en el vehículo asegurado y de los que hayamos sido culpables. Estos daños pueden ser leves, como una ralladura o un golpe en la chapa, o daños más graves.

  • Seguro a Todo Riesgo con Franquicia: es muy parecido al seguro a Todo Riesgo, la diferencia está en el método de pago. La franquicia es el dinero que tiene que pagar el asegurado en el caso de un siniestro del que sea culpable. El resto del dinero correrá a cargo de la aseguradora.

Hay que recordar que, en general, las aseguradoras ofrecen la posibilidad de aumentar las coberturas de los diferentes seguros con coberturas adicionales. Eso sí, siempre aumentando el presupuesto del seguro de coche establecido en un principio. Unos de los ejemplos que más se suelen contratar como coberturas extras son: la asistencia en carretera, la elección de taller y la posibilidad de tener un vehículo de sustitución cuando el coche asegurado está arreglándose o lo han robado.

Otros tipos de seguros que no están incluidos anteriormente son los seguros para coches clásicos y los seguros temporales.

Para que un coche sea catalogado como “Coche Clásico” tiene que cumplir una serie de condiciones como son: tener una antigüedad mínima de 25 años, estar incluido en el Inventario General de Bienes Muebles de Patrimonio Histórico Español y ser un vehículo de colección. Hay que decir que no todos los coches clásicos son históricos, porque para ser históricos tienen que estar matriculados como tal.

Los requisitos para que las aseguradoras permitan que sus conductores suscriban un seguro para este tipo de coches son los siguientes: que tengan más de 20-25 años, menos de 5.000 km al año, declarar que no se utiliza a diario, que el propietario y el conductor tengan más de 25 años y al menos un año de carné y, por último, que esté guardado en un garaje.

Trabajando con todas estas aseguradoras para encontrar el mejor seguro de coche

Logo Seguros Adeslas
Logo Seguros Allianz
Logo Amic Seguros
Logo Arag Seguros
Logo AXA Seguros
Logo Balumba Seguros
Logo Caser Seguros
Logo Seguros Catalana Occidente
Logo Direct Seguros
Logo Seguros Fenix Directo
Logo Seguros FiatC
Logo Generali Seguros
Logo Liberty Seguros
Logo Seguros Linea Directa
Logo Mapfre Seguros
Logo MMT Seguros
Logo Mutua Madrileña
Logo Pelayo Seguros
Logo Plus Ultra Seguros
Logo Seguros Qualitas Auto
Logo Reale Seguros
Logo Regal Seguros
Logo Seguros Bilbao
Logo Zurich Seguros

Solo nos queda decir que no hay un mejor seguro de coche, cada conductor y cada vehículo tiene que coger la póliza del seguro que mejor se adapte a sus circunstancias.